miércoles, 5 de marzo de 2014

PERCEPCIÓN Y NEUROMETAFISICA: EL OBSERVADOR


 

“5.641. Así pues, hay realmente un sentido en el que la filosofía puede hablar del yo de manera no psicológica. El yo entra en escena en filosofía porque “el mundo es mi mundo”[1].

 

Una conclusión fuerte y, pocas veces advertida, incluso, por los que escriben sobre el tema de la subjetividad del mundo, es que  debemos desembocar necesariamente en la existencia de un solo ser consciente posible en el universo: el Observador de ese universo.

Esta es una conclusión solipsista y absolutamente necesaria. Si el universo de las impresiones es algo que se verifica al interior de un cerebro, ese universo, compuesto por todos los elementos constitutivos, desde una brizna de paja a los cuásares y galaxias; desde las más íntimas emociones a los más preclaros pensamientos, son  a partir y respecto única y exclusivamente del Observador.

Debemos comprender la asombrosa realidad acerca de que dentro del universo mental de un individuo sólo puede estar él atestiguando ese mundo. Y todo lo que le rodea, incluido los demás individuos son impresiones o percepciones, algunas más complejas que otras; éstas, más queridas o atesoradas emocionalmente que aquéllas; pero al fin y al cabo, todas ellas son datos, fuentes de información que constituyen el universo personal del Observador.

Por esta razón, y dado que no es el momento de pronunciarme sobre la posibilidad de otras mentes, utilizaré el término El Observador, para referirme a un ser que atestigua  un universo personal o humano.



[1] Wittgenstein, Tractatus.

4 comentarios:

  1. ¿Cómo podría discrepar de lo que dices Nolberto si hubiera un solo observador en este mundo? Estaría de acuerdo contigo , pero no lo estoy, luego como mínimo hay dos observadores tu y yo. Existen tantos observadores conscientes en este mundo, como individuos conscientes hay. Es cierto por otro lado que nuestra inteligencia individual esta conectada con la del ente (Energía Espiritual? que nos creo, se nutre de la misma Fuente.
    La consciencia, es el simple hecho de darse cuenta de lo que ocurre de: Captar, comprender; sentir emociones, sensaciones...

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo en absoluto. De hecho, tuve que hacer no pocos esfuerzos para justificar la existenca de otros, aunque en mi mundo son imágenes (como los personajes de los sueños)
    Una de tales justificaciones es la incongruencia entre mis recuerdos de niño de un cierto lugar y la comparación con el mismo lugar, al verlo de adulto. Tambiepn funciona con peliculas o comics que viste de niño y que te causaron pavor y al verlos de adulto te dan risa. Ese cambio de percepciones lo interpreto como dos universos diversos, el del niño invocado por la memoria y el actual que es el evento empirico de constatación.
    Otra justificación son lo sueños, ya que no siendo producto de la actividad cerebral, coresponden a otros eventos conscientes y basta que haya uno más, para que a nivel de la totalidad se hagan infinitos.
    Finalmente, el lenguaje que se emite a traves de los seres de tu mundo mental. te cuenta de cosas desconcidas para ti, porque proviene de otros universos conscientes. Como si un amigo te relatara sus aventuras en Africa.

    saludos
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Alcanzo a entender tu punto en los dos articulos que he leido acerca de el tema con el que te sentis innovado en la neurometafisica, en el neurociencia no se esta muy lejos de reconocer a la conciencia como un elemento mas en el "ser" y lo definen y ubican principalmente como una interaccion de celulas neuronales que generan colisiones logicas a nivel infinitivo cuya interpretacion da sentido a los sentidos en un espacio ubicado en el cortex superior del cerebro humano. No obstante visto desde un punto de vista neurocientifico incluso podriamos llamar al observador "Dios" por dar un ejemplo de la nube de energia que se posa sobre un "X" cumulo de galaxias que terminan conformando un universo en cuanto a su propia interpretacion no obstante confundir el "ser conciente" con la simple conciencia es un error fatal, dado que estan en planos totalmente distintos en los que un es la conjugacion del termino "es-cencia" que viende de "ser", y el otro es la culminacion logica de una interpretacion mas que neuronal o metafisica ya que a diferencia del "ser" que une el mundo intangible y el tangible o sensible en una accion que llamamos aun sin comprender en su basta totalidad "ser" mientras que la conciencia no puede ser sin sentir y en un cubo de dimensiones rubricas que no mezclan aunque esten sobre puestas y convivan en puntos dinamicos esta, la conciencia no puede percibirlas y el observador al que si se le puede llamar observador realiza ese mismo verbo con un nivel conciente suficiente pero no demasiado sino adecuado a lo que es requerido en los planos mas normales posibles.

    ResponderEliminar
  4. Estimao amigo:
    no comprendo bien tu punto... Me lo podrías aclarar para poder iniciar un intercambio de ideas...?
    Saludos

    ResponderEliminar