miércoles, 18 de abril de 2018

SENTADOS EN EL BORDE DEL INFINITO





Por si no lo saben de eso está hecha la vida,
Sólo de momentos;
No te pierdas el ahora.
Si pudiera volver a vivir comenzaría
a andar descalzo a principios de la primavera
y seguiría así hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita
Contemplaría más amaneceres
Y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante.
Pero, ya ven, tengo 85 años
y sé que me estoy muriendo....
(Extracto poesía “instantes”)


EL TIEMPO COMO “ALGO” NO EXISTE.

Lo que llamamos tiempo es sólo una percepción humana relacional…
Es simplemente una regla de conteo uniforme a la cual sometemos las percepciones veloces que vamos percibiendo, y por esa razón he definido al tiempo como “el flujo de las percepciones sujetas a un patrón rítmico” (Ver ¿Existe el tiempo?)
Sin embargo, mi maestro Parménides es un preceptor severo que constantemente se pasea a mi alrededor mientras escribo, golpeándome los dedos con un puntero de pizarrón cada vez que olvido un principio que me susurra constantemente en la oreja: “El SER es y el NO SER no es”.
La idea de flujo de consciencia es muy absorbente. Cuesta desprenderse de la sensación de devenir y de la transformación de la realidad por el paso del tiempo.

 Por ello se requiere un cierto esfuerzo para comprender lo que expondré a continuación:

NO HAY TRANSCURSO NI MOVIMIENTOS TEMPORALES, SÓLO MOMENTOS.

Cada evento de consciencia es eterno, o más bien dicho, atemporal, ya que la temporalidad implica proceso y cambio.
En el Parméneon (TODO consciente) no existe movimiento ni trasformación. 
Por ello el evento de consciencia que experimenta usted como observador de su universo personal es siempre el último y no existe continuidad de un evento a otro. El Observador “no salta” de evento en evento.
El evento de consciencia que experimenta el Observador es el único posible para ese Observador y es el que ocurre en ESTE instante.
Por lo tanto, hay tantos Observadores Humanos como eventos de consciencia o momentos, constituyan la vida de ese ser humano. 


PREGUNTAS ALGO EXTRAÑAS

Esta es una idea difícil de digerir, así que para ello tengo que hacerle unas preguntas:
  • ¿Se percata que toda su historia de vida se resume en este instante?
  • ¿Existe el rato de recién, el día de ayer, su historia de vida?
  • ¿Existe el rato de recién donde formulé la primera pregunta? ¿O es ahora un pasado reciente? Y si lo es ¿Dónde está o adónde se ha ido?
  • Cuarta pregunta: Dado que el cerebro es otra creación de la percepción ¿Dónde almacenamos el pasado?

Para responder a estas preguntas debemos recordar que de acuerdo al Maestro Parménides el SER no puede NO SER, por lo tanto, los eventos de consciencia no desaparecen… Son eternos e irrepetibles. 

Los eventos de consciencia ya pasados que no son los de ESTE INSTANTE, dejan constancia de su precedente existencia en este evento actual como un dato histórico de su vida. 
Coincidiendo con Parménides, cada evento de consciencia “ES” y será por siempre, por lo tanto, si bien puede aparecer como un nebuloso pasado reciente, existe y existirá por siempre como evento actual en alguna parte del Parméneon (la totalidad consciente) y tiene su propio Observador asociado.

Vivimos en un eterno último minuto de consciencia.
El instante de percepción consciente que usted experimenta en ESTE MOMENTO, es eternamente final o en un concepto más simple, atemporal.

Lo anterior es análogo a los fotogramas de una película: no hay transición entre un fotograma y otro. Cada uno es independiente y si detenemos la película del de su historia personal y congelamos la escena, lo que tenemos es esa escena, más todo el recuento en la memoria de los fotogramas pasados.


Ej. Imagine que está leyendo una novela y de repente se detiene en un punto aparte y rememora lo que ha leído. En un sólo instante usted evoca una sensación de comprensión que no tiene nada que ver con el acto de repasar nuevamente, frase a frase, el avance en la lectura.



EL EVENTO FINAL DE UNA HISTORIA DE VIDA


El evento de consciencia que resume la vida de un Observador humano es aquel último que retiene antes de apagarse su Universo personal, ya sea, que corresponda a su último evento consciente esta noche al quedarse dormido, al perder el conocimiento, al experimentar la ilusión de morir.

La mejor forma de comprender que solo somos eventos de consciencia es imaginarse que está a punto de morir de viejo:
·         ¿Qué fue su vida?
·         ¿Qué le ha pertenecido, ganado, sufrido o perdido sino sólo lo que le da ese último instante?

En conclusión:

ESTAMOS SENTADOS SIEMPRE EN EL BORDE DEL INFINITO...

No puedo explicar claramente que significa esa última frase, tal vez estas palabras del Don juan de la genial novela de Castaneda no ayuden un poco:


¿Sabes que en este mismo instante estás rodeado por la eternidad? ¿Y sabes que puedes usar esa eternidad, si así lo deseas? ¿Sabes que puedes extenderte hasta el infinito? ¿Sabes que un momento puede convertirse en la eternidad?
Castaneda. Relatos de Poder




viernes, 13 de abril de 2018

OBSERVADOR DE UN MUNDO SOLITARIO

“5.641. Así pues, hay realmente un sentido en el que la filosofía puede hablar del yo de manera no psicológica. El yo entra en escena en filosofía porque “el mundo es mi mundo”.
(Wittgenstein, Tractatus)




Una conclusión fuerte y, pocas veces advertida, incluso, por los que escriben sobre el tema de la subjetividad del mundo, es que debemos desembocar necesariamente en la existencia de un solo ser consciente posible en el universo: el Observador de ese universo.
A los pensamientos de este tipo se les denomina en general "solipsismo"(solo yo) y suelen ser muy resistidos si no, temidos.


UNA VERDAD DURA E IRREFUTABLE
Sin embargo, por mucho que nos duela la conclusión acerca de que estamos solos en el universo, es irrefutable y Absolutamente necesaria:
Si el universo de las percepciones es algo que se verifica al interior de un cerebro, ese universo, compuesto por todos los elementos constitutivos, desde una brizna de paja a los cuásares y galaxias; desde las más íntimas emociones a los más preclaros pensamientos, son a partir y respecto única y exclusivamente del Observador.
Debemos comprender la asombrosa realidad acerca de que dentro del universo mental de un individuo SÓLO ÉL puede estar atestiguando ese mundo. Y todo lo que le rodea, animales, cosas, plantas, estrellas, incluido también los demás individuos, son impresiones o percepciones; algunas más complejas que otras; éstas, más queridas o atesoradas emocionalmente que aquéllas; pero al fin y al cabo, todas ellas son datos, fuentes de información que constituyen el universo personal del Observador.

¿QUIÉN OBSERVA POR TI?
Este Observador, se identifica con un avatar, que está presente en todos sus eventos de conciencia. Es un tipo de mundo posible, donde todo confluye hacia un personaje central, como en los videos games de hoy. 
Ese avatar... eres tú.


Aquilatar esta verdad, no es cosa fácil, como todas las grandes verdades, requiere imaginación y tremendos cojones, pero es el punto de partida...

No aceptar esta dura realidad, no te permitirá percibir la existencia cómo realmente es.
Tal vez un místico dio con la clave cuando dijo:
“Todos los problemas del hombre surgen de su incapacidad para estar solo”



jueves, 12 de abril de 2018

EL MISTERIO DE LOS SUEÑOS


“La vida y el sueño son hojas de uno y el mismo libro. La lectura conexa es la vida real. Pero cuando las horas de lectura (el día) han llegado a su fin y comienza el tiempo de descanso, con frecuencia hojeamos ociosos y abrimos una página aquí o allá, sin orden ni concierto: a veces es una hoja ya leída, otras veces una aún desconocida, pero siempre del mismo libro..” (Schopenhauer)


¿QUÉ SON LOS SUEÑOS?

Así como la consciencia, los sueños son uno de los fenómenos más ignorado por la ciencia y por ello, muy difícil de explicar. Las neurociencias y hasta la etología, han tratado de dar una justificación a su aparente inutilidad, con argumentos que llegan a dar vergüenza por lo patéticos (limpieza mental nocturna, mecanismo de defensa mediante las pesadillas, etc.).
Al menos, los científicos con bastante modestia, reconocen que son hipótesis lanzadas al aire, y que no tiene idea en realidad de su causa y función.

TODOS SOÑAMOS. 

Hay personas que no tiene la facilidad para recordar sus sueños, pero es un hecho probado a nivel de neurociencia que todo ser humano sueña y eso hace más intrigante el fenómeno.

SUEÑOS VÍVIDOS

Son aquellos que son indistinguibles de la realidad. Tienen las siguientes características:

• Se experimenta todo el repertorio de estímulos sensoriales: los 5 sentidos, exteriocepción y propiocepción, equilibrio, nauseas, dolores.
• No se tiene consciencia en el transcurso que se trata de un sueño.
• El sueño respeta las leyes físicas de nuestro universo: tiempo lineal, sucesión de eventos, gravedad, etc.
• No se puede influir en el sueño
• No se sabe lo que piensan los otros protagonistas
• No se conoce el desenlace de los acontecimientos.
• En este caso, se trata de un sueño no estrambótico, es decir no hay sucesos fantásticos o reñidos con la realidad (hay también sueños vívidos estrambóticos).
Lo lamentable de los sueños vívidos, que serían el equivalente a la experiencia de la vigilia, en cuanto a calidad de resolución de los estados mentales involucrados, es que se olvidan rápidamente, y tras un tiempo corto (algunos minutos u horas), sólo se recuerda el hecho del sueño vívido, la impresión que causó y algunas imágenes y trazos del argumento del sueño.

Francisco Mora, neurocientifico, ratifica lo anterior al señalar la equivalencia de procesos cerebrales que existe entre la vigilia y el sueño REM.
“ En este último periodo del sueño (sueño REM) algunas partes de la corteza cerebral, como la corteza cingulada anterior, la corteza prefrontal orbitaria y el núcleo central de la amígdala, se reactivan a niveles iguales o superiores a los que existen durante el periodo de vigilia...”

Entonces, si no fuese por el hecho que el soñante despierta en algún momento:
¿Cómo podemos distinguir este sueño de la realidad?
No se puede. De acuerdo a la Neurometafísica, no hay diferencias constitutivas. El material con el que se fabrican los sueños son los mismos con que se fabrica la realidad cotidiana.



VIGILIA Y SUEÑO… EL CAMBIO DE ACTORES

He denominado a los sueños “realidades precedentes”, para diferenciarla de la vigilia (este instante) al que podríamos llamar “realidad actual o vigilia”, el cual será, a su vez, “precedente” de otra realidad, a la que entraremos a la noche, al soñar.
Una vez sostuve el siguiente dialogo, al término de una charla:
“— ¡No puedes comparar los sueños con la vigilia!
— ¿Por qué no?
— Porque los sueños sólo existen dentro de la cabeza, son puramente mentales.
— ¿Y acaso este momento, no es igual mental y dentro de la cabeza?..”

Los sueños y la vigilia comparten el mismo escenario… Y ese escenario esta hecho de lo mismo: “sustancia mental”, si se quiere.
Al llegar la noche, sólo se produce un cambio de actores y un cambio de escenografía. Dicen los neurólogos que se producen hasta 7 cambios de escenario en una noche, y nosotros apenas somos capaces de recordar algunos retazos, que al mezclarlos, se nos presentan como sueños estrambóticos o extraños.
El último argumento que se me da contra la realidad del sueño es que los sueños son sólo creaciones cerebrales, en cambio la vigilia, si bien igual es un mundo mental, es creada por estímulos “externos reales”, más allá de las cosas que el cerebro puede fabricar ingeniosamente en las noches.
El problema de esta última contra argumentación es que si es cierto que “TODO” LO QUE PERCIBIMOS ES MENTAL (de acuerdo a la ciencia), eso abarca también al cerebro (¿o lo dejamos fuera de la palabra “Todo”?)… Si el cerebro es sólo otra percepción, otra imagen mental, no más relevante que el sonido del viento o el color rojo… No puede ser el causante de los sueños
¿De dónde vienen entonces estas fantásticas y extrañas historias de vida?
Nadie lo sabe con certeza, como tampoco sabemos de dónde viene lo que estamos percibiendo en este momento.

UNA EXPLICACIÓN Y UNA LEVE INQUIETUD
Podemos ahora elaborar una explicación de por qué existen los sueños.
Simplemente, nos permiten darnos cuentas que no somos una realidad univoca, una sola historia que se acaba con la ilusión de muerte… Los sueños nos permiten atisbar otros universos y saber de nuestra existencia en ellos como seres tan validos ontológicamente como lo somos aquí.
A veces pienso que es una bendición creer que estas “realidades precedentes” son sólo sueños…
Tener la absoluta certeza perceptiva que, al llegar la noche, se va a presentar otro mundo, del cual lo ignoramos todo, y que esta maravillosa realidad vigílica, se desvanecerá como polvo en el viento; que ni siquiera recordaremos quiénes éramos antes de dormirnos (salvo sueños lucidos), y que nos veremos enfrentados a percepciones de realidades hostiles, misteriosas o a lo menos desconocidas, no es una idea que ayude a conciliar el sueño a nadie…
El sueño es un misterio, a veces aterrador como las pesadillas, pero es la única certeza de saber que no estamos solos y destinados a la extinción una vez que acabe nuestro universo personal de este momento, que sólo dura… este día.



miércoles, 21 de marzo de 2018

EL DEMONIO DE LA OBJETIVIDAD



“Objetividad es el delirio de un sujeto que piensa que observar se puede hacer sin él”.
(Heinz von Foerster)


En mis anteriores publicaciones he insistido una y otra vez que el universo es una cuestión personal, un desafío personal y un problema personal.
Y esto no es poético, es neurocientifico: la ciencia nos dice a gritos que el mundo que cada cual conoce, no está “afuera”, es sencillamente un producto del procesamiento de los estímulos cuyo resultado (su mundo completo) solo existe adentro suyo…


AFIRMACIONES DE LA CIENCIA:
Francisco Mora, neurocientifico:
“…las neuronas de la retina no copian nada del mundo externo, sino que detectan cosas que son las que enviará luego al cerebro para su posterior procesamiento. ... Las neuronas presentan argumentos al cerebro basados en las características específicas que detectan (en el mundo exterior), argumentos estos con los que el cerebro construye su hipótesis de la percepción”.

AFIRMACIONES DE SU PROPIA EXPERIENCIA…
No creo que responda “SÍ” a alguna de estas preguntas:
• ¿Puede percibir más allá de su propio universo de percepciones?
• ¿Puede percibir el universo de otra persona, tal cual ella lo experimenta?
• ¿Puede escapar de su universo personal e invadir el de otro?
• ¿Puede invitar a alguien a su mundo de percepciones para que vea, sienta y experimente su mundo igual que usted?
Las respuestas no pueden ser más que negativas.
El mundo es un asunto personal. Solo existe para usted lo que perciba directa o indirectamente.
¿Entonces por qué esa obsesión de crear objetividades inexistentes?

EL SUSURRO DEL DEMONIO
Yo le he llamado “demonio” a la objetividad, ya que si los religiosos buscan un demonio que haya engañado al mundo y sea el culpable de todas nuestras tragedias, ese es la ilusión de objetividad.
El gran problema de creer que existe un universo único y objetivo fuera de nosotros, es que genera la conocida tentación de que alguien piense que su propia interpretación o lectura de los hechos de la vida, es la única correcta.
(Nota: No confundir con la percepción directa y neutra de las cosas que coinciden en los universos perceptivos personales, como que ambos vemos que estamos en frente de una mesa roja en un bar, aunque se trata de DOS percepciones de mesas: la mesa que percibo yo, y la que percibe usted.)

Si el mundo es único e igual para todos, solamente puede haber UNA verdad… ¡La mía! … Y los otros están equivocados
• Si los otros no perciben bien, puedo convencerlos u obligarlos.
• Si no los convenzo, puedo obligarlos a la fuerza o aniquilarlos

No necesito seguir, Señor Lector... Sabemos que la Intolerancia es la madre de todas las guerras ideológicas, de todas las persecuciones raciales, de toda la xenofobia, misoginia, homofobia, etc…
Este mundo es un desastre de convivencia y con riesgo de un Apocalipsis nuclear por causa del Demonio de la Objetividad

LA TOLERANCIA ES UN TEMA TÉCNICO
Para la Neurometafísica, la tolerancia no es un valor ni un tema ético. Es algo más profundo: es un tema técnico que tiene que ver con percibir correctamente el mundo.
Si usted está en la costa y yo en una populosa ciudad y celebramos una videoconferencia podemos discutir eternamente respecto de qué es verdad y mentira en el mundo. En efecto, yo le insistiré que el mundo es un bosque de edificios de concreto, ruidoso y lleno de polución y usted retrucará hasta el cansancio diciéndome que el mundo es fresco, relajante con sonido de olas reventando y de gaviotas.
Jamás nos pondremos de acuerdo hasta que arribemos a una comprensión mutua: cada cual como Observador vive en universos diferentes y en ese sentido nada saca uno tratando de convencer a su interlocutor que el mundo está lleno de edificios si él vive en una cabaña solitaria a orillas del mar.

Si los individuos, fueran educados desde pequeños para percibir correctamente y comprender que cada Universo personal es único, inviolable y digno de igual respeto , la humanidad seria otra.

miércoles, 31 de enero de 2018

¿EXISTE EL TIEMPO?


“En realidad nunca podemos ver el tiempo… Sólo vemos relojes.” (Carlo Rovelli, físico)



¿EL TIEMPO ES UNA COSA?
Mucha gente cree que el tiempo es como una correa transportadora que viene desde el futuro y se pierde hacia el pasado, y con eso va modificando las cosas, haciendo crecer las plantas o alterando nuestra fisonomía, volviéndonos viejos.
Muchos sabios famosos, como Newton pensaron que el tiempo era algo real y que poco menos existía un cronómetro cósmico para el Universo.
Pero no es así… El tiempo es simplemente una comparación de la imaginación.
Comparamos la sucesión de cambios del mundo, (ese movimiento lineal de la vida), con un movimiento uniforme y repetitivo detectado por nosotros.
El primero y el más importante fue el movimiento (aparente) del sol.

EL RELOJ SOL
Sin ciclos regulares en la naturaleza, jamás podríamos haber creado el tiempo, pues es eso: una creación humana para planificar.
Como el sol, les pareció a los antiguos, describe su órbita regularmente, podía usarlo como el mejor patrón para predecir acontecimientos.
Entonces, comparo cualquier movimiento de la vida, con el movimiento del sol y a eso le llamo tiempo…
“Cuando caer tres soles, llegarás a la tribu de nuestros vecinos”... Podría haber dicho un antepasado nuestro. Como el sol es regular en su caída, el Jefe de la tribu podía asegurar aquello, porque ya lo había observado en anteriores viajes de sus guerreros a la tribu vecina... Que se demoraban más o menos tres caídas del sol.

¿QUÉ ES UN RELOJ?
Es un aparato mecánico (hoy electrónico) que se hace coincidir con el movimiento circular del sol y permite dividirlo en aproximadamente 24 movimientos más breves, para hacer cálculos de eventos más precisos... (Ej lo que se demora en hervir el agua en una olla)
Un auto cuya velocidad es de 100 kms /hora; es lo mismo que decir que ese auto corre a 2.400 kms/día
También podemos derechamente hablar de comparación de movimientos.
Sabemos que el sol describe una circunferencia, o sea 360 grados.
“Llegaré dentro de 4 minutos” En vez de hablar de que llegaré en 4 minutos a la reunión, puedo decir que llegaré cuando el sol haya avanzado un grado en su carrera circular diaria. O sea comparo, como dije, un movimiento conocido circular con el movimiento de los acontecimientos.
DEFINICIÓN: “Es una comparación entre un movimiento iterado uniforme, con una movimiento lineal relevante” (cualquier evento que ocurre en la naturaleza que nos interese).

EL TIEMPO Y TÚ.
Sin embargo, para efectos de una correcta percepción, el tiempo (como todo) es un tema personal. Es la regla de conteo que utilizamos para evaluar cómo cambia nuestro mundo. Ya he dicho antes, que somos nada más que seres perceptores. Nos llegan millones de estímulos al día y los procesamos. El tiempo es el patrón que utilizamos para poder hacer planificación con tales percepciones.
Por eso les doy una nueva definición más íntima del tiempo:
“El tiempo es el flujo de las percepciones sujetas a un patrón rítmico”
Este patrón puede ser el giro permanente del sol; un caminar uniforme; un péndulo, un reloj etc…

EL TIEMPO NO EXISTE
Entonces el tiempo no existe… No es una cosa, no es una fuerza.
Sólo es un ingenioso sistema comparativo de movimientos aplicado para el gran desafío de la especie humana: planificar con una cierta seguridad ante las modificaciones permanentes
de las cosas.

lunes, 11 de diciembre de 2017







¿QUIENES SON LOS  “OTROS”?



—Cada uno de ellos (las personas)  significa algo para ti. Son “Módulos de Significado”.
— ¿Módulos de Significado? —repetí.
—Sí. Y no te sorprendas. todos los individuos que conoces, ya sean familiares, amigos, enemigos, tipos que crees te son indiferentes, mujeres, parejas, en fin, todos y cada uno de los seres humanos con los cuales te has relacionado directa o indirectamente, son Módulos de Significado.  Es decir, unidades concretas que te quieren manifestar algo.”

(Nilas Solano. Los Sabios del Fogón, Amazon).


…………………………..





Cuando analizamos la percepción como aquello que realmente es: un proceso interno que da  como resultado un mundo virtual en 3D que sólo existe dentro de nosotros, tenemos que preguntarnos sobre las consecuencia sde esta constatación.

Los sueños son una excelente analogía para entender nuestro mundo.

¿Quiénes son los personajes de mis sueños? 

Si recordamos cualquier sueño vivido, podemos darnos cuenta de ciertas cosas: tú eres el único protagonista del sueño, todo te ocurre a ti, todo está en función tuya, los únicos pensamientos y reflexiones presente son las tuyas. Sin embargo, en tus sueños aparecen personas o individuos. A estos seres yo les denomino “Módulos de Significado”  porque son entidades que, mediante el lenguaje, escrito o hablado, te transfieren significado, ideas y nociones.
Es curioso que en los sueños vívidos, uno no puede anticiparse  a los diálogos con los Módulos de Significado, es más, en muchos sueños vividos  tú discutes con personas, o debates de forma acalorada, te sorprendes por sus argumentos y no pocas veces, te han rebatido alguna tesis…

¿Cómo es ello posible si se trata de tu propio sueño…?  ¿No se supone que son seres y mundos surgidos de mi imaginación?   ¿Entonces por qué no sé lo que dirán o harán? (Nota: en los “sueños lucidos”, que son diferentes, esto si puede hacerse según ciertas personas, aunque no es mi caso. Con todo, hablamos en este post de los “sueños vívidos”, que son aquellos indistinguibles de la realidad.)

Tengo derecho a preguntarme de dónde obtienen sus “mentes” los personajes de mis sueños… Una pregunta similar a la que se hacía Descartes, respecto se los personales del “mundo real”.

Puse entre comillas “mundo real”, porque se da la sorprendente situación que el mundo real o el mundo de la vigilia… SE DA EN LOS MISMOS ESCENARIOS DE LOS SUEÑOS Y ESTÁ HECHO DE LOS MISMOS COMPONENTES

¿No lo creen? 
Veamos la opinión de uno de los más eminentes neurocientíficos de la actualidad:

"El mundo es una gran simulación. Rodeadas de estímulos sensoriales, lo que nuestras mentes interpretan como real no es más que una hábil reconstrucción de nuestras neuronas. «Somos máquinas de soñar —explica el profesor Rodolfo Llinás— máquinas de soñar que construyen modelos virtuales del mundo real»".


Entonces, si esta realidad es análoga a un sueño  ¿Quiénes son los otros? 

Si alguien alega que es el subconsciente (un concepto mítico) el que fabrica inteligencia a los personajes de mis sueños para que discutan conmigo…  ¿No sería esta realidad un fenómeno similar, y en el fondo, una suerte de subconsciente crea en mi la ilusión de que la gente con la que interactúo, parecieren tener consciencia, pero en el fondo son frutos de mis propias creaciones?

¿Cómo saber entonces si estoy o no sólo en el Universo?

Muchas personas desgastan sus vidas, viviendo en función de otros y ni siquiera se han detenido a preguntar si  esos personajes surgidos en el escenario de su  mente, son efectivamente reales…

Como dijo  Jean Paul Sartre:     “EL INFIERNO SON LOS OTROS”



lunes, 16 de octubre de 2017

LOS INFINITOS MUNDOS DE DIOS





“Lo que ES  siempre será y no puede dejar de ser”

Uno de los peores errores, a mi juicio, que han cometido tanto místicos, religiosos  científicos, y muchos filósofos,  es que han analizado las grandes preguntas existenciales desde su universo personal y su particular consciencia, sin advertir que en EL TODO, todas las posibilidades de un evento son igualmente existentes y ninguna tiene mayor valor que otra: todas tiene el valor intrínseco y suficiente de formar parte del todo.
Si un ser humano, o sea  una consciencia particular (que no puede ser total) se hace preguntas sobre su mundo personal, puede llegar a resultados eficientes, desde diseñar una lanza hasta enviar un satélite al espacio, pero naufraga cuando pretende responder desde esa limitada perspectiva, sus preguntas sobre lo total.  
Esto le ocurre tanto a los que se plantean si el Universo físico  tuvo un origen  o a los que se preguntas sobre Dios, ya que Dios es la totalidad y algunos lo ponen, incluso,  sobre la totalidad sin reflexionar lo que significa “total”.

DIOS SEGÚN PARMENIDES

Este extraordinario metafísico dijo una cosa muy simple “EL SER ES Y EL NO SER NO ES”. A simple vista, hasta parece tonto, pero tiene increíbles profundidades metafísicas: Si lo que ES no puede dejar de ser ¿Dónde está tu existencia de 5 años? ¿Dónde está tu existencia de adolescente? ¿Fueron y ya no son? Parménides te recuerda que lo que ES no puede dejar de ser.
¿Por qué no? Porque es un absurdo lógico, lo que NO ES no puede volverse SER, y lo que ES tampoco a la inversa.
Entonces ¿Dónde está (el evento que para nosotros ya no es), tu vida de niño? 
En otra dimensión de la existencia... Y esto es abrumador, ya que si recuerdas un evento de tu niñez, supongamos, un día que no sabías cómo armar un LEGO, ese evento está ocurriendo paralelamente a tu recuerdo  y nunca deja de ocurrir.
Por eso que es cierto que  “no  nos bañamos dos veces en el mismo río”, como dijo Heráclito, pero la vez primera que me bañé existe en el Todo, de igual manera como existe la segunda.
Dios, que no puede ser menos que todo lo que existe, entonces es el SER por definición y contiene dentro de sí todos los eventos de existencia, los cuales, al no poder ser creados ni destruidos existen desde siempre.
El tiempo es una ilusión en el TODO. Tu vida es una novela que siempre ha estado escrita. En este momento, simplemente, estás releyendo una particular página de ella.


LA LIBERTA ABSOLUTA ES DETERMINISTA.

Al concebir a DIOS  de esta forma se resuelven paradojas irreconciliables.  Dios no sólo es todos los eventos que conforman las historias personales de los seres, es además TODAS LAS POSIBLES ALTERNATIVAS. O sea,  tu particular novela de vida, no sólo ha estado escrita por siempre, sino que todas sus posibles alternativas…  ¿Por qué es así?  Porque no puedes limitar al Todo. Si algo para ti es remotamente posible, para el TODO es absolutamente necesario.
¿Eres o no eres libre entonces? ¿Decides o no decides?
No eres libre ni decides, porque todo ya está escrito en la novela. Pero como todas las opciones de la novela están escritas desde siempre, tú, como ser particular, vas a experimentar la libre decisión, el libre albedrío, porque no tienes acceso a las otras alternativas de la novela.
Sin embargo, para DIOS no hay decisión posible. Decidir por todas las alternativas a la vez, es lo mismo que no decidir.
Experimentar la elección, la incertidumbre, el libre albedrio, el error, el azar, la tragedia, el éxito, es un privilegio de seres con consciencia individual…  Para DIOS todo es una película estática compuesta de infinitas alternativas, que cuando se focaliza en partes de ella, pasa a ser cualquiera de nosotros y puede experimentar la emoción de lo particular, de lo desconocido, de lo imprevisto.

LA LIMITACIÓN DE DIOS

Dios tiene una sola limitación: NO PUEDE AUTOLIMITARSE…  Es la paradoja de ser absoluto y total. Por lo tanto, si  un hecho puede ocurrir de una cierta forma, por remoto que sea…ocurrirá necesariamente así.  Si algo desagradable, dañino, injusto, terrible, agradable, venturoso, maravilloso, puede ocurrir… Ocurrirá. Y es más está ocurriendo ahora y siempre ocurriendo.
¿Por qué Dios, pese a las oraciones  no evita las tragedias? ¿Por qué Dios  gracias a las oraciones hace milagros a los creyentes? ¿Por qué dios es invisible e indiferente a los ateos? ¿Por qué Dios  tiene tantas versiones?  ¿Por qué Dios existe para algunos y no para otros?
Porque es un SER TOTAL y no puede eliminar ninguna alternativa… Todas existen y  todas tienen el mismo valor metafísico, porque configuran la totalidad. Todos los mundos personales de cada ser humano son distintos al de otro; y además cada ser humano tiene él mismo  versiones de mundos mágicos, realistas, místicos, ateos etc…

Entender las asombrosas paradojas de la  totalidad, es entender la mente de Dios...
Y es un salto mortal del pensamiento…
Les cedo la palabra… a todos…  Estamos en un terreno inexplorado y acá no hay estandartes.